Desde que descubrí mi afición a hacer listas para cualquier cosa, he aprendido que el orden es algo sumamente valioso para mi. Apunto todo en mi calendario semanal y por lo general no me salgo de lo que planeo.

Así fue como todo lo que tenía planeado en mi calendario semanal desapareció.

Por más que intento tener el control de todo, en ocasiones el universo confluye en mi contra y decide que yo no controlo nada.

Sé que tengo que aprender a soltar y a dejarme llevar. ¡A fluir como dice mi madre! Pero mientras aprendo eso, suelo estresarme muchísimo cuando las cosas no salen como yo quiero.

Confesión 1: El clímax del estrés es cuando termino llorando porque nada sale como quiero.

¡Y justo eso es lo que ha pasado esta semana! Tenía planificado un post ideal donde te iba a contar como aprender a crear composiciones bonitas para los diseños de tus casitas, pero entonces empezaron a juntarse los astros y toda mi planificación semanal se fue al garete.

Seguramente te estarás preguntando que ha pasado para que no pudiera escribir un simple post en mi blog. Te cuento y al final creo que me darás la razón.

1.- EMPRENDER ES DURO Y BUROCRÁTICO.

Tramites burocráticos en mi semana laboral.

A lo mejor no lo sabes, pero esto de emprender un proyecto online, no es nada fácil ni mucho menos sencillo. Hay que hacer tantas cosas detrás de la pantalla que las horas se esfuman y apenas has hecho nada.

Hay un montón de tramites legales por hacer, si quieres que tu proyecto sea percibido de manera seria, tanto a los ojos de la administración como a tus ojos como lectora.

Confesión 2: ¡Adoro que sea mi lectora! No te lo había dicho.

Y es que, los organismos públicos están pendientes de ver si meto la pata en alguna cosa, para crujirme a multas, ¡un poco estresante si que es!

Confesión 3: Odio la burocracia.

Así que, esta semana no me ha quedado de otra, que dedicarme a poner orden en mi carpeta de documentos legales. Lo peor han sido el montón de horas perdidas haciendo cola para entregarle los papeles a un funcionario aburrido.

2.- FALLÓ EL ENVÍO DE LOS EMAILS.

Fallaron los emails

Para agregarle presión y estrés a la semana, el proveedor que tengo para hacer la gestión de los emails que te envío cada semana, decidió que quiere que me salgan unas cuantas canas más y esta semana ha funcionado mal no, ¡peor!

Confesión 4: Bajonazo psicológico pensando: ¡No tengo madera de emprendedora!

Los correos han llegado a las carpeta de Spam o No deseados o peor aún, algunos se han perdido en el ciberespacio, un desastre si tomas en cuenta que es mi única forma de comunicarme contigo.

3.- PORQUE NO HAY DOS SIN TRES.

Una enfermedad trastoco mi calendario semanal.

La guinda del pastel de esta semana “perfecta”, ha sido que, mi hijo se ha puesto enfermo. El lunes amaneció con una conjuntivitis horrible, tanto que el pobre no podía ni abrir los ojos. ¡Pobrecito mi niño!

Fuimos al médico y me miro con cara de: Es primeriza y se asusta cuando el niño se enferma.

Confesión 5: ¡Si! Soy primeriza y como mi mamá está lejos, voy al médico ante cualquier alarma.

Veredicto del médico: es normal que los niños se enfermen. Mucho reposo, suero para lavar los ojos y unas gotitas de un colirio para bajar la infección.

Sin embargo, esta semana he descubierto que ¡si tengo alma de emprendedora!

¡Si! por culpa de los astros y de no poder cumplir con mi calendario semanal,  he descubierto esta semana que tengo alma de emprendedora como cuenta Deborah en su blog Oye Deb. (Si no la conoces, te la recomiendo. Sus lecturas son sumamente inspiradoras).

Porque la vida se ve mejor a través de un cristal rosa, te cuento lo que aprendí.

Estás son las enseñanzas que me ha dejado esta semana, al no cumplir al pie de la letra mi calendario semanal.

♦ 1.- HE APRENDIDO A NO DEJAR PARA DESPUÉS LAS COSAS.

Adaptarse al nuevo calendario semanal.

He tenido tiempo de poner al día mis documentos legales y mi proyecto va enfocándose con el mejor rumbo posible. Cada día estoy a un pasito más cerca, de acercarme al proyecto ideal que quiero ofrecerte.

Confesión 6: Que bien sienta volver a tener mis carpetas ordenadas.

Me daba mucha pereza, pero ya tengo hechos los tramites legales que necesito por el momento. Si viene el Hombre de Negro, a pedir mis justificantes, se los puedo mostrar ordenaditos en mi carpeta. Yujuuu!!!

♦ 2.- HE APRENDIDO A BUSCAR SOLUCIONES.

Soluciones y nuevos planes en mi calendario semanal.

Me ha tocado investigar y buscar otro proveedor de gestión de emails. Tras mucho mirar, he conseguido otro proveedor, que me ha prometido que todos los emails que te escriba, te llegarán a la carpeta de entrada.

Esta semana estoy haciendo la migración de un proveedor a otro, espero la semana que viene tener todo solucionado.

Por cierto, si estas leyendo esto y no te ha llegado el ebook que te regalaba en la suscripción, por favor escríbeme un mail, para enviártelo otra vez, ¿vale? Y aunque el problema no estaba en mis manos, te pido disculpas por esto.

♦ 3.- HE APRENDIDO A FLUIR.

Adaptarse a los imprevistos en mi calendario.

¿Qué se puso malo mi hijo y no pude trabajar? ¡No pasa nada! Estos días he disfrutado de jugar con mi niño. He pasado tiempo de calidaD con él, sin pensar en salir corriendo a llevarlo a la guarde o buscarlo después del trabajo.

Me he dejado llevar y he ganado experiencias junto a mi hijo. Cada día se hace más grande y este tiempo no volverá.

Y por si fuera poco, lo mejor de toda esta semana desastrosa, es que ¡he tenido tiempo para pensar en mi escuela online!

Confesión 7: Tengo sorpresas que se están cocinando.

Pronto publicaré mis primeros cursos. Quiero ofrecerte todo lo sé, para que aprendas a diseñar y construir tus casitas miniaturas.

Mi mayor ilusión es hagas realidad tus propias creaciones y que puedas obtener beneficios económicos, vendiendo tus diseños.

Han sido días complicados en mi calendario semanal, pero he salido adelante.¿Tú también has pasado por situaciones límites?

Si te ha gustado, por favor comparte este post, tienes los botones justo debajo. ¡Juntas podemos hacer el mundo un poquito mejor!


ÚNETE A MI LISTA DE EMPRENDEDORAS CREATIVAS

como definir el perfil del cliente ideal

Rellena tus datos ▼ y recibe GRATIS mi Ebook

Handmade

Cómo definir (y encontrar) a tu cliente ideal.

Una guía basada en mi experiencia. ¡Descubre mi estrategia para enamorar a mis clientes!

Soy arquitecta y comercial. Llevo más de 15 años haciendo manualidades. ¡Adoro el handmade! Ha sido el medio con el que me he reinventado. Ahora disfruto de mi negocio online y ayudo a otras personas a crear sus propios proyectos handmade.